Hasta ahora cuando hablamos de fabricantes de baterías para coches eléctricos, normalmente nos vienen a la memoria los desarrolladores coreanos, LG, Samsung o Sk Innovation, y también a Tesla y Panasonic. Pero la gran apuesta está situada en China.

En este mercado el apoyo económico del gobierno de Pekín ha permitido poner en marcha grandes iniciativas que están creciendo de forma exponencial, y que no han hecho más que comenzar su expansión.

Un ejemplo es el fabricante CATL, que de la mano del dinero público e inversión privada está poniendo en marcha nuevas fábricas que esperan les permita llegar a una producción de 50 GWh al año para 2020. Una cifra que supondría multiplicar por dos la demanda global. Un proyecto para el que están invirtiendo unos 1.500 millones de dólares que contará con una producción de 10 GWh en 2018. Suficientes para producir unos 200.000 packs de baterías de 60 kWh.

 


Comments


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply