Las compañías petroleras están observando la adopción dramática de los vehículos eléctricos (EVs). Pero para los fabricantes de automóviles tradicionales no está en sus planes apoyar las transición del sector a la electrificación.
Los productores de petróleo y las organizaciones de investigación de todo el mundo están revisando sus pronósticos de los vehículos eléctricos en el futuro próximo ya que la mejora de los costes de las baterías y su fabricación desafía los resultados anteriores sobre el crecimiento esperado de la transición hacía una movilidad más limpia, eficiente y respetable con el medio ambiente.

Un nuevo estudio de Bloomberg New Energy Finance (BNEF) muestran unas estimaciones que están cambiando dramáticamente. El cambio más radical proviene de la OPEP, una organización compuesta por las principales naciones productoras de petróleo, que impulsó su pronóstico de ventas de vehículos eléctricos en un 500% en comparación con el año pasado.
La OPEP no es el único grupo de la industria que revisa sus pronósticos sobre el crecimiento del sector. Los investigadores del BNEF catalogaron una serie de cambios radicales también en sus proyecciones pasadas.

La Agencia Internacional de la Energía ha duplicado su estimación sobre las ventas mundiales de vehículos eléctricos. Mientras tanto, compañias como Exxon, BP y Statoil esperan que al menos 100 millones de vehículos eléctricos lleguen a las carreteras de todo el mundo entre 2030 y 2035.

La perspectiva de BNEF es aún más alcista. Proyecta que una suma de 530 millones de vehículos eléctricos  serán vendidos para 2040 - representando aproximadamente un tercio del mercado mundial de automóviles.

En la primavera, Morgan Stanley publicó un análisis que predecía que los coches eléctricos superarían a los automóviles convencionales en menos de dos décadas.

La nueva perspectiva de las mayores del petróleo es consistente con un análisis reciente de Wood Mackenzie, la empresa propietaria de GTM. Según Wood Mackenzie, las ventas de automóviles eléctricos llegarán a 100 millones en 2035, eliminando hasta 2 millones de barriles de petróleo por día. En otro análisis, Wood Mackenzie predijo que las ventas del Model 3 de Tesla por sí solo reducirán la demanda de gasolina de los Estados Unidos en 300.000 barriles por día para ese momento. Bajo el escenario más alcista, Wood Mackenzie cree que los coches eléctricos podrían representar el 85 por ciento de todas las ventas de automóviles nuevos para 2035.
¿Por qué todo el mundo cambia sus pronósticos anteriores? Por una razón principal: los costes de la batería debido a la economía de escala.

Si bien la política y el comportamiento de los consumidores son difíciles de predecir, los costes de la batería están bajando rápidamente. Ya estamos adelantados a los costes de las baterías de iones de litio proyectados para 2030. Y con 10 gigafactores de baterías en desarrollo en todo el mundo, se espera que los costes y precios de las baterías sobrepasen las proyecciones.
Hay un grupo de compañías que es mucho menos optimista acerca de los coches eléctricos: los fabricantes de automóviles.

Según BNEF, los mayores fabricantes de automóviles del mundo sólo planean vender un total de 8 millones de coches eléctricos al año para 2030.Por lo general, Elon Musk está marcando la tendencia. Durante el fin de semana, Musk ofreció su propia predicción sobre el crecimiento de los coches eléctricos.

"Probablemente en 10 años, más de la mitad de la producción de vehículos nuevos sea eléctrica sólo en los Estados Unidos. La mitad de toda la producción será EV, creo que casi todos los coches producidos serán autónomos ", dijo, hablando a miembros de la National Governors Association.

Hace un año o dos, eso podría haber sonado como una predicción de ciencia ficción. Hoy en día, está bastante bien en línea con lo que los analistas mundiales y las compañías de petroleo predicen.

Para leer noticias similares:

http://ecolectricbattery.com
 


Comments


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply