Durante el año 2016 se volvieron a sobrepasar los niveles máximos fijados por la UE de varios contaminantes.
Picture
La contaminación se estanca sobre Barcelona y su área metropolitana. Durante el año pasado 2016 se volvieron a sobrepasar los niveles máximos fijados por la UE de varios contaminantes y que ya le sirvió a la Generalitat un "toque" por parte de esta institución. Según el informe sobre la Calidad del aire en Cataluña en 2016, los que superaron el límite fueron los contaminantes fueron: dióxido de nitrógeno, el ozono troposférico, las partículas PM10 y el sulfuro de hidrógeno, todos ellos relacionados con enfermedades respiratorias.

El consejo de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, admitió que “Estamos preocupados porque los datos no son buenos. La contaminación es un problema real, actual y crónico”.

El informe, elaborado con los datos recogidos en 127 puntos ubicados a 82 municipios, analiza un total de 15 contaminantes críticos y muestra unos resultados “estancos” con respecto a los últimos años, aunque se aprecia una ligera mejora respecto al 2015, un año especialmente crítico a nivel de contaminación porque las condiciones meteorológicas no favorecieron la dispersión de las partículas nocivas, así que no se tiene en cuenta para analizar los datos en un espectro amplio de tiempo, detallaba el informe.

Los niveles máximos de dióxido de nitrógeno, que es un contaminante que se origina por las emisiones de gases de vehículos contaminantes y la actividad industrial, se sobrepasaron en varios puntos del área metropolitana, sobre todo en los barrios barceloneses del Eixample, Gràcia y Poblenou, así como Mollet del Vallès, Terrassa y Sant Andreu de la Barca.

Pero la polución también se concentra en las comarcas del interior. El ozono troposférico se volvió a sobrepasar en las comarcas centrales y de Ponent y el Pirineo, ya que es un contaminante, que se forma cuando los óxidos de nitrógeno provenientes de las ciudades son arrastrados hacia el interior por el viento y reaccionan con los compuestos volátiles durante los días de sol y temperaturas altas.

En la zona de Vic también se superó el nivel máximo de partículas en suspensión (PM10), que tienen su origen en la industria, los vehículos o el polvo en suspensión. Y en Igualada (Anoia) se dispara el sulfuro de hidrógeno por la presencia de una estación de tratamiento de aguas residuales.

Hay algunas propuestas para intentar reducir la contaminación, como por ejemplo el plan de vetar los vehículos más contaminantes. Asimismo,
el puerto de Barcelona se ha marcado como objetivo para 2020 convertirse en una infraestructura con emisiones de carbono “neutras”. Para ello llevará a cabo varias actuaciones a fin de reducir al máximo las emisiones y compensar la huella de carbono en el transporte. Más información aquí.

Desde Ecolectric Battery creemos que las éstas propuestas están bien, pero opinamos que no son suficientes para mitigar el alto nivel de contaminación que sufren las grandes ciudades a día de hoy. Hay que fomentar la movilidad sostenible y renovar la infraestructuras metropolitanas para albergar este tipo transporte no contaminante, y a ser posible, en el menor tiempo posible. Se ha comentado en numerosas fuentes, que es más efectivos ampliar la red de puntos de recarga que las "ayudas" que ofrecen para comprarse un vehículo eléctrico. El mayor miedo que tiene los consumidores con respecto a los vehículos 100% eléctricos es la autonomía. Si solucionamos el problema de las recargas, solucionamos el problema de la autonomía. Mientras tanto las baterías irán mejorando en capacidad y ampliando la distancia que se puede recorrer en una sóla recarga.

Para más información: http://ecolectricbattery.com
Facebook: www.facebook.com/ecolectric.battery



 


Comments

11/07/2017 08:02

Thanks for this information. i like it

Reply

Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply